… y adiós Himawari.

Hace cuatro años ya que escribí mi adiós a mi querido gato Xinxan. Hoy me toca despedir a Himawari, su hermana, la princesita de la casa. Hoy nos ha dejado. Sé que es, probablemente, excesivo el amor que los humanos recibimos y

Leer más