Vivir en la periferia de la periferia

Vivir en la periferia de la periferia

Hoy os traigo otro post sobre vivir en la periferia. Como sabéis vivo en Sóller donde también tengo la oficina principal de Ncora. Desde la periferia de la periferia es posible también hacer negocios y vivir con una gran calidad de vida.

El centralismo va en contra de vivir en la periferia

Aquí en España el centro sería Madrid, incluso Barcelona. Trabajar en cualquier otra provincia ya es la periferia. Y esa periferia sería, por ejemplo Mallorca. No obstante en Mallorca el centro es Palma, donde viven unos 400.000 de los 860.000 habitantes que tiene la isla aproximadamente en 2016.

Por tanto vivir en Sóller es estar en la periferia local de lo que es la periferia a nivel nacional.

Y, sin embargo, con los avances tecnológicos, móvil, videoconferencia, correo electrónico, estar cerca del cliente no es cuestión de distancia, simplemente de voluntad.

Entiendo que psicológicamente parece que si no tienes la oficina en el centro de Madrid o en el centro de Barcelona no eres nadie, pero hay que cambiar ese chip: el mundo es muy pequeño y la calidad de vida en las grandes ciudades no es la mejor o, al menos, no es para mi.

El teletrabajo se consolidará en el siglo XXI

¿Porqué no podemos trabajar desde un lugar alejado de las grandes ciudades? Basta disponer de una buena conexión a Internet y saber que si tienes que visitar a un cliente vas a tener que hacer un recorrido extra.

En mi caso de Sóller al aeropuerto de Mallorca tengo 30 minutos. Desde Palma a Barcelona es un vuelo muy corto, con esperas y demás una hora. Y a Madrid es una hora y media más o menos. Obviamente habrá que utilizar hoteles y desplazarse de un lugar a otro.

Seguramente costará más encontrar a gente que quiera trabajar en un lugar fuera de la ciudad, pero a la que lo consigues, puedes tener a un equipo genial y eso habrá valido la pena. En el modelo de trabajo que yo promulgo hay que tener un equipo geográficamente distribuido y promocionando el teletrabajo al 100%, siempre que el cliente lo permita.

Hay que promocionar que nuestros trabajadores hagan teletrabajo. Hay muchas opciones para ello y seguro que funciona bien con confianza mutua y, obviamente, con trabajadores que realmente sean profesionales.

Por otra parte hay que organizarse bien. Si vas a visitar clientes pues aprovecho para hacer una ruta por Madrid, Bilbao, Barcelona… y veo a proveedores, amigos…

La verdad es que cada vez me da mas pereza salir, con la familia creciendo cuesta todo un poco más 🙂 Pero hay que sobreponerse y hacerlo. El contacto con los clientes es muy importante y no hay que perderlo. Ojalá el día de mañana los clientes acepten de buen grado tener reuniones de teletrabajo como algo habitual.

No dejéis de valorarlo. Dar un paseo en barco y tener estas vistas no tiene precio. A ver si de tanto escribir estos posts os pico y os apetece vivir en la periferia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email