Kiko Veneno en plena inspiración: El Hombre Invisible

Kiko Veneno en plena inspiración: El Hombre Invisible

Hace un par de meses me compré el último disco de Kiko Veneno: El hombre invisible. Kiko nació en Figueres por accidente y ha vivido casi toda su vida en el Sur de la cuestión. En estos últimos años ha pasado por toda una catarsis personal al tener que enfrentarse a su discográfica y lanzarse a la producción propia de su último disco.

Hace falta mucho valor y coraje, aunque a una determinada edad y con el prestigio acumulado de tantos años, la determinación le ha podido y ha valido la pena. Todo esto sucede en pleno cambio de paradigma de cómo se consume la música.

Nos estamos mudando,
los discos bajando.
Compra una litrona antes de subir.
No hace falta que sea de la cruz del campo,
Que esté bien fresquita te vamos a pedir, 

Nos estamos mudando, Kiko Veneno.

El hombre invisible, nuevo disco de Kiko Veneno

Kiko Veneno, el hombre invisible

Al valor que hay que tener para hacer algo así hay que añadir la genialidad que le ha acompañado al componer estos temas. Es un disco increíble de principio a fin. Se nota que su particular lucha le ha valido para inspirarse enormemente.

Para entender un poco a Kiko Veneno hay que irse unos días a Sevilla y entender que Andalucía es otro mundo, otro planeta. El sentido del placer, del saber disfrutar de la vida, está a flor de pie.

Una alegría innata a la mayoría de personas se rezuma por todos los poros. Esto no es ajeno a las letras de este cantautor y todas casi todas las canciones te ponen la sonrisa en la boca.

Esto puede parecer algo reñido con el compromiso y a la profundidad de sentimientos. Sin embargo es todo lo contrario. Como dijo un sabio:

La poesía es un juego donde,
bajo una realidad aparente,
aparece otra realidad insospechada.

Joan Brossa

Kiko Veneno nos muestra, con unas palabras amables y simples, los sentimientos más profundos que podamos tener los pobres humanos.

El hombre invisible: Bilonguis

Una canción que me ha encantado es Bilonguis. Trata sobre algo tan universal en el ser humano como la ruptura. Ese momento de una relación en que se produce la separación de dos personas que habían estado tan unidas. Como decía otro maravilloso cantautor siciliano:

El mito del amor muere
sin tantas cortesías.
Comprendes que se acaba
y como caes en la intolerancia.
Lo que te une, te dividirá.
En mis recuerdos,
la Cuarta Sinfonía de Brahms.

Franco Battiato

Ese universo que todos, seguro, hemos vivido en algún momento, de derrota y decepción de aquello que más apreciábamos, se muestra en todo su esplendor en Bilonguis.

Hace tiempo que no escuchaba una canción tan bien estructurada. Es un tema clásico a nivel de concepto musical. Se inicia con unas notas de piano eléctrico que tiene una fuerza desgarradora. Después se incorporan el resto de instrumentos que Kiko suele utilizar: guitarras, percusión… un entorno rock clásico. El estribillo no tiene desperdicio:

Sólo te pido, por favor, llévatelo todo.
No me dejes tus personal bilonguis,
ni recibos de compasión.
No me metas en la maleta
trocitos de corazón
ni alitas de cucarachas secas
en los bolsillos del pantalón.

Bilongis, Kiko veneno

Liberación

Otra canción increíble y muy breve es Liberación:

Liberación,
palabra bonita
Liberación,
te llena la boca
liberación,
musiquita del alma
Liberación,
cuando llegue el verano
Liberación,
voy a hacerte mía
Liberación…

Liberación, Kiko Veneno

El hombre invisible Reprise

Otro tema de apenas un minuto es El hombre invisible Reprise. Es como un resumen del tema que le da título a la obra, en el que le da para el pelo al modus operandi de las grandes discográficas, representado en el propietario de la última a la que perteneció, al que no conseguía ver, pero que todo lo sabía y que no había manera de verlo.

Un conjunto de guitarras eléctricas producen una base muy dura. Sobre ellas otra guitarra eléctrica describe un solo muy limpio, mientras que se pronuncia la única estrofa de la canción:

El hombre invisible
todo lo escucha
y a su mujer
la conoció en la ducha.

El hombre invisible Reprise, Kiko Veneno

Hace poco ví una entrevista en un programa de Localia TV en el que le preguntaban por la opinión de la venta de canciones por Internet del tipo que tiene montada Apple con sus iPods.

La respuesta es que no le gustaba, porque tantas canciones juntas, producen un efecto contrario del que deberían tener. La música es algo sagrado, profundo y delicado. Vendido al por mayor a toneladas pierde toda su esencia.

Algo así he sentido yo al navegar muchas veces por Internet: tanta información lo degrada todo. Claro que peor es la censura y la falta de libertad de expresión.

Espero que vivas muchos años, Kiko, y que nos dejes centenares de canciones más para nuestro deleite. Eres un pedazo de genio. Si hubieses nacido en Nueva York serías el namber guan.

3 respuestas

  1. Mu guenas !!!

    Bueno! como te has aplicado estos días no?
    Sabes que tenemos pendiente un concierto. Hace falta que diga de quien?
    Fíjate que me ha gustado esa reflexión sobre el caracter del Sur y el compromiso con la vida, el amor, el Universo, etc…
    Ya ves, soy de por ahí abajo y no paro de decir estupideces. Pero me encanta cerrarle la boca al tipo de gente que no ve más allá sólo por el simple hecho de la negación, de no plantearse más cosas de las que ve, de la necedad extrema…AAggg, me enciendo.
    Bueno, está muy bien todo eso de las VM, VIP, TIPVM, VFP, RPG y esas leches.
    Una de las cosas que más me cuesta de este mundillo del BIT es aprender los trillones de acrónimos que existen.
    Besos.

  2. Hola Josep,

    Solo quería decirte que suscribo todo lo que has dicho sobre el que para mí es uno de los más grandes músicos que he escuchado nunca y aunque no lo conozca, la felicidad y alegría de vivir que trasmite ya me hace pensar que debe ser una gran persona.
    Estuve en el concierto del día de la música en Valencia y fue impresionante, lo más parecido que he visto al de las Ventas de Raimundo, solo faltaba que alguien dijera ‘Ese Kiko’ y apareciera Bob Dylan en el escenario para tocar Memphis Blues Again con él (soñar es gratis)

    Lastima que el disco del ‘hombre invisible’ haya marcado una étapa triste de mi vida (de esas de los ‘personal bilinguis’) y no pueda escucharlo sin echarme a llorar en algún momento, como así me pasó en el concierto.

    Lo mejor fue cuando con Tomasito tocó la canción ‘Garbanzo’ del, descatalogado disco de Caraoscura y Raul Rodriguez ‘¿Que quieres de mí?’: INCREIBLE!!!

    VIVA LA MUSICA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email